Contenido

2.7.17

Especial GDA: "África: la nueva ruta que usan los carteles para traficar droga a Europa"

Organizaciones narcocriminales de América latina envían cargamentos de cocaína y metanfetaminas a Guinea Bissau, Nigeria y Costa de Marfil. Preocupa a las autoridades la relación de estas mafias con el terrorismo.

Germán de los Santos/La Nación/Argentina
Con información del Grupo de Diarios América (GDA*)

El médico argentino Gabriel Zilli, especialista en tratamiento para atenuar el dolor en los enfermos de cáncer, estaba nervioso. Temblaba. A su lado, en su casa en el barrio de Arroyito de Rosario, una ciudad de 1.200.000 habitantes ubicada a 300 kilómetros de Buenos Aires, Argentina, el portugués Fernando Martins Frutuoso y el colombiano Wilmar Yuriano Valencia Estrada, del cártel de los Urabeños, cocinaban en una olla grande arroz.

El oncólogo no estaba intranquilo por el almuerzo, sino porque era su debut como narcotraficante. Sus compañeros colombianos practicaban en su casa ubicada en ese apacible barrio repleto de árboles de plátano un sofisticado método para que la cocaína quedara adherida a cada grano de arroz.

Esta organización de narcotraficantes colombianos, argentinos, ecuatorianos y portugueses, liderada por los hermanos Erman y Williams Triana Peña tenía previsto enviar a Guinea Bissau, África, a través de la empresa Euro Export SRL un cargamento de 46 toneladas de arroz. La carga iba a llegar a ese pequeño país de 1,5 millones de personas a través del programa “Hambre Cero”, de la Organización de Naciones Unidas.

El cargamento fue descubierto por la Gendarmería argentina en el depósito fiscal Binder SRL, en el oeste de Rosario. La cocaína camuflada en granos de arroz había sorteado los controles de los escáner de la Aduana, aunque no logró engañar al Golden Retriever que olfateó la droga.

En la investigación que llevaron adelante el juez federal N°12 Sergio Torres y el jefe la Procuraduría de Narcotráfico (PROCUNAR), Diego Iglesias, se descubrió que esta organización trasnacional –en la causa 7.650/2014–, que tiene 72 imputados, creó 30 empresas en Argentina para “lavar” 5.337.000 dólares.

El ex secretario de Justicia argentino Guillermo Heisinger era uno de los principales miembros de esta organización para blanquear el dinero en compañías de distintos rubros: agropecuarias, financieras y servicios fúnebres, como un crematorio de cadáveres ubicado a 20 kilómetros de donde se cocina el arroz con cocaína.

África es una nueva ruta del narcotráfico desde América latina que empieza a preocupar. Los intermediarios en ese continente que se dedican a introducir la droga en Europa pertenecen a organizaciones criminales enquistadas en los gobiernos, con nexos directos con el terrorismo y el tráfico de armas.

La ministra de Seguridad argentina, Patricia Bullrich, señaló que este país es un mercado atractivo para los traficantes y que parte de la exportación local de cocaína "financia" a "grupos terroristas" en África.

Bullrich dijo a LA NACION/GDA que la cocaína se triangula por África para llegar a Europa. "Servicios de inteligencia de otras naciones nos confirmaron que se les paga «peaje» a grupos terroristas para hacer las operaciones", declaró.

Según un informe de la Comunidad de Policías de América (Ameripol), por la ruta africana pasa un 30 por ciento del total de la cocaína que tiene como destino final a Europa.

África se transformó durante los últimos cinco años en un punto clave en el mapa del narcotráfico mundial. Y para las organizaciones criminales de América latina es una ruta alternativa cada vez más utilizada para llegar a Europa, donde los controles se incrementaron.

La Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés) activó las alarmas y pidió que se intensifiquen “los esfuerzos para erradicar el tráfico de drogas y la delincuencia organizada en África occidental, base central para el tráfico de cocaína desde América Latina hacia Europa”.


Los pioneros en incursionar en nuevas rutas
Los principales carteles de droga mexicanos fueron los primeros que incursionaron en la ruta africana. Los Zetas, el cartel de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación, tejieron puentes con ese continente con la ayuda de la mafia italiana Ndarngueta desde hace más de siete años.

Samuel González Ruiz, ex director de la Unidad Especializada de Delincuencia Organizada de la Procuración mexicana, señaló que “desde 2010 el cartel de Sinaloa empezó a tener presencia en África”.

El cartel liderado por Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias “Chapo”, quien fue extraditado a Estados Unidos en enero pasado, utiliza la ruta de Guinea Bissau para introducir la droga en Europa. En esa región operan tres facciones del cartel de Sinaloa, una de ellas liderada por Damaso López Serrano, alias “Minilic”.

Martín Barrón Cruz, experto del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe) de México, admitió que es complejo abordar estas nuevas rutas del narcotráfico porque “el gran problema es que no se conoce cómo manejan los controles los gobiernos africanos”.

En marzo de 2016, en Asaba, Nigeria, fue desarticulado un laboratorio que tenía capacidad para producir cuatro toneladas de metanfetaminas. Cuatro mexicanos habían montado esa fábrica, y se presume que ese estupefaciente sintético tenía como destino Asia, donde el kilo de esa droga puede llegar a pagarse 300.000 dólares.

Los carteles colombianos también tienen aceitados nexos con el continente africano. Las autoridades de ese país calculan que unas 130 toneladas de cocaína -la tercera parte de lo que se “exporta” desde Colombia- terminan en puertos africanos antes de ser diseminados por Europa. Esa droga sale generalmente por el puerto de Santos, Brasil.

Alianzas entre carteles
En Togo y Guinea Bissau hay varios colombianos que fueron capturados que llevaban cargamentos de droga en alianzas con redes venezolanas y brasileñas.

Las organizaciones brasileñas como la Familia del Norte (FDN) y el Primer Comando de la Capital (PCC) trabajan con reductos de las desmovilizadas Farc, con el poderoso Clan del Golfo y con la banda criminal los Caqueteños que opera en el sur de Colombia.

Según fuentes de la Dirección Central de Policía Judicial e Inteligencia (DIJIN), Los Caqueteños controlan con la FDN el tráfico de droga por toda la frontera terrestre y fluvial entre Brasil, Perú y Colombia.

Agentes federales de Estados Unidos aseguraron que la droga que ingresa a Brasil termina en Europa, vía Surinam y África.

Varios de los cabecillas de las bandas brasileñas asesinados en las masacres de las cárceles en enero pasado se mataron por el control de esas rutas con los narcos colombianos.

En 2013, los colombianos Rafael Antonio Garavito García y Gustavo Pérez García, fueron capturados por formar parte de una red transnacional aliada con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que llevaba cocaína hacia Guinea Bissau y traía armas para el grupo guerrillero, según informaron agentes de la DEA.

En el caso de Venezuela, las autoridades estadounidenses avanzan en varias acusaciones que probarían que funcionarios y militares de ese país facilitan el envío de cocaína colombiana rumbo a África y a Europa. La droga sale de la zona del Catatumbo, en el norte de ese país, cuyos cultivos se han duplicado en los últimos cuatro años.

Debido a la amplitud y porosidad de la frontera entre Colombia y Venezuela, se calcula que hay más de 25 pasos habilitados para mover cocaína rumbo a África y a Europa. Casi todas las rutas narco parten de del sur de Bolívar, Cesar, La Guajira, Arauca y Vichada. Los destinos son el estado de Apure, el Zulia, la península de Paraguaná, Caracas y la Isla de Margarita.

Mildred Camero, ex presidenta de la Organización Nacional Antidrogas (ONA) de Venezuela, dijo que “Venezuela agrava su papel de principal corredor de sustancias ilícitas en Sudamérica hacia otros Estados del continente americano, Europa y África Occidental. Las incautaciones en el exterior han aumentado en menos de un año; y persiste el vacío de mecanismos de control”.

Puertos y logística narco
La noche del 2 de junio pasado, la Policía Antidrogas de Perú decomisó 474 kilos de cocaína que iban a ser embarcados en el puerto de Paita, departamento de Piura, con destino a Abidjan en Costa de Marfil.

La cocaína fue camuflada en conos de hilos almacenados en cajas de cartón. El cargamento había sido remitido por la empresa Coagromar S.A, con sede en el Cantón Huaquillas, ciudad ecuatoriana que es, a su vez, la principal entrada terrestre con Perú. Fueron detenidas siete personas: cinco peruanos y dos ecuatorianos. No es la primera vez que se menciona el puerto de Paita como un punto de exportación utilizado por narcotraficantes.

El fiscal antidrogas de Perú, Juan Mendoza, aseguró que las mafias africanas negocian la compra de cargamentos en Uruguay, Argentina y Brasil, debido a que Perú es sólo un país productor de cocaína.
Uno de las primeras incautaciones de un envío de droga hacia África que se tiene registro en Perú se produjo el 22 de mayo del 2009, cuando se secuestraron 600 kilos de cocaína en el distrito de Ventanilla, Callao.

En Brasil la puerta de salida hacia África es el puerto de Santos, de donde se “exporta” el 88 por ciento de la droga que logra salir de ese país, según calcularon las fuentes. El modus operandi detectado por la Policía Federal de Brasil es el llamado “rip-on rip-off”.

Los narcotraficantes, con la ayuda de cómplices, camuflan la cocaína en cargas lícitas dentro de contenedores. El procurador brasileño Carlos Bruno Ferreira Da Silva calculó que sólo se logra inspeccionar “entre el 5 y 10 por ciento de las cargas que salen de Brasil”.

Una de las rutas más dinámicas hacia África es la llamada Carretera 10, por donde sale cocaína de Brasil a países de África occidental, antes de ser redistribuida para Europa.

Otros puertos bajo la lupa son el de Montevideo, en Uruguay, y Buenos Aires y Rosario, en Argentina. Una fuente judicial uruguaya dijo al GDA que la Policía de ese país detectó este año que el grupo brasileño Primer Comando de la Capital (PCC) traficó cocaína por el puerto de Montevideo rumbo a África y de ahí a Europa.

En Uruguay se descubrieron envíos de droga por correo a África. El 10 de abril pasado, la empresa FedEx denunció dos paquetes sospechosos en Montevideo. Se encontró cocaína impregnada en ropa y dentro de un taladro. El hombre que enviaba las encomiendas era un brasileño, que tenía cinco documentos falsos de ese país. Envió encomiendas con cocaína a Hong Kong, Cabo Verde y Sudáfrica; y a Madrid, según el Ministerio del Interior de Uruguay.

En Costa Rica también se utiliza el correo para traficar drogas a África. Las remesas casi siempre son pequeñas cantidades y viajan por correo o en valijas de viajeros que son nativos de países como Nigeria, Congo, Ghana y Sudáfrica.

La utilización de este largo camino para la droga es atribuida, por la Policía de Control de Drogas (PCD) del Ministerio de Seguridad Pública, al alto precio que pagan por la cocaína en África.

Preocupación por el crecimiento de la producción de cocaína
Ante la preocupación por estas nuevas rutas y movimientos de los carteles, la Dirección de Lucha contra el Crimen Organizado e Interpol se reunieron con sus pares de la región por el tráfico de drogas hacia África. Tratan de hacer un trabajo coordinado para conocer el modus operandi de las organizaciones y luego atrapar a los traficantes.

Según Amado de Andrés, representante regional de la UNODC, en los últimos tres años creció la producción de cocaína en América latina. Calcula que el incremento alcanza las 200 toneladas.

El funcionario reconoció que el incremento de la producción de estupefacientes se debe a un factor clave: el proceso de paz en Colombia. De Andrés explicó al GDA en El Salvador, que el aumento de la producción de cocaína está vinculado con las operaciones de la FARC: “El proceso de paz en Colombia ha tenido buenos resultados, excepto por la reducción de las plantaciones de coca en regiones colombianas”.
====

Publicaciones en diarios del GDA*

La Nación AR:

El Mercurio CL:

El Tiempo CO:

La Nación CR:

El Universal MX:

El Comercio PE:

El País UY:

El Nacional VE: 

30.4.17

Especial GDA: Club de expresidentes en problemas

Martin Leon Espinoza
GDA/El Comercio/Perú

Expansión regional ● Ex mandatarios latinoamericanos han sido vinculados o son investigados por los sobornos de las constructoras de Lava Jato, especialmente los de Odebrecht ● También hay ex jefes de Estado cuestionados por otros casos.


Hay un antes y un después de Lava Jato en Latinoamérica. La gigantesca investigación por corrupción tiene como punto de origen Brasil, pero rápidamente se extendió a otras naciones de la región, sobre todo luego de que a fines del 2016 la constructora Odebrecht reconociera ante las autoridades de Estados Unidos el pago de sobornos en los países donde operaba. Cuando se conoció la confesión, el Departamento de Justicia de EE.UU. calificó el caso como el soborno extranjero más grande de la historia.

Tan relevante es el caso que los fiscales y procuradores generales de 10 países latinoamericanos y de Portugal acordaron realizar indagaciones coordinadas por los actos de corrupción de las constructoras brasileñas implicadas. A raíz del escándalo, se investiga o procesa a funcionarios y ex funcionarios de diversos países, así como a aquellos que fueron parte del círculo más exclusivo del poder: los ex presidentes. Hay varios implicados en Lava Jato. Pero también hay un buen número de ex mandatarios cuestionados o investigados por otros casos. Sea por uno u otro asunto, ahora todos están asociados: ahora todos forman parte del club de ex presidentes en problemas (Exprepro).



Al ritmo de las delaciones

En Brasil, los cinco ex presidentes vivos tienen cuestionamientos por Lava Jato (además de investigaciones por otros temas).

Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), quien dejó la presidencia con 87% de aceptación, es figura central de Lava Jato. El líder del Partido de los Trabajadores enfrenta cinco procesos derivados del caso por delitos como corrupción o lavado de activos. El más avanzado es uno en el que es acusado de haber recibido sobornos de la constructora OAS. En esa indagación, el procurador a cargo sostiene que Lula sería el jefe de la organización del Caso Petrobras, una consecuencia de la operación Lava Jato.

Además, en sus delaciones premiadas ante la justicia brasileña, ex ejecutivos de Odebrecht confirmaron que su planilla con el nombre ‘Amigo’ contabilizaba las coimas dirigidas a él. El ex presidente de la constructora Marcelo Odebrecht, por ejemplo, confesó que entregó a Lula poco más de US$4 millones entre el 2012 y el 2013, y que en el 2010 abrió una cuenta con US$13 millones para sus gastos personales.

Lava Jato también ha puesto contra las cuerdas a su heredera Dilma Rousseff (2011-2016). El Ministerio Público de Brasil investiga a la única mujer que ejerció la presidencia en el país por una supuesta obstrucción de la justicia al intentar favorecer a Marcelo Odebrecht, así como por nombrar ministro a Lula, poco antes de que fuese destituida. Días atrás, la constructora reveló que entregó millonarias sumas para las campañas de Rousseff del 2010 y 2014.

José Sarney (1985-1990) también fue acusado de recibir sobornos. En el 2015, un ex funcionario brasileño aseguró que líderes del PMDB, el partido al que pertenece, recibieron sobornos. Entre ellos, estaba el ex mandatario. En las revelaciones de Odebrecht, Sarney aparece como beneficiario de coimas por la construcción de un ferrocarril.

Además, al igual que Rousseff, Sarney es investigado por una supuesta obstrucción de la justicia al intentar usar su influencia política para proteger a un aliado.

En cuanto a Fernando Collor de Mello (1990-1992), ya fue denunciado por la procuraduría brasileña. El político, sometido a un proceso de impeachment en 1992, es acusado de haber recibido poco más de US$8 millones en efectivo y por depósitos por haber influido en contratos firmados por una subsidiaria de Petrobras. Ricardo Pessoa, quien presidió la constructora UTC, implicada en Lava Jato, dio detalles de los pagos.

Dos ex ejecutivos de Odebrecht también acusaron al ex presidente de recibir poco más de US$250.000 para su campaña al Senado del 2010.

La constructora además señaló que Fernando Henrique Cardoso (1995-2002) recibió dinero para sus campañas presidenciales de 1994 y 1998. Aparte es investigado por supuestamente haber usado una empresa como intermediaria para entregar dinero a una ex pareja.


Investigados y condenados

En el Perú, hay tres ex presidentes vinculados a Lava Jato: Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala.

Toledo (2001-2006) es el que tiene la situación más complicada. Si bien llegó a la presidencia como abanderado de la lucha contra la corrupción, actualmente es acusado de haber recibido US$20 millones de Odebrecht por la licitación de la carretera Interoceánica Sur, la vía que une al Perú con Brasil. Como parte de la indagación del tema, el Poder Judicial ordenó 18 meses de prisión preventiva para Toledo. Hace unos días, el PJ volvió a dictar la misma medida, pero por un proceso relacionado a la compra de inmuebles. No cumple ambos mandatos judiciales porque está prófugo en Estados Unidos.

Alan García, el sucesor de Toledo en la presidencia, es investigado por la fiscalía por las coimas de Odebrecht, aunque de forma preliminar. La indagación es por los sobornos de la constructora para ganar la concesión de la línea 1 del metro de Lima, caso por el que ex funcionarios de su segundo gobierno (el primero fue de 1985 a 1990) están encarcelados.

Ollanta Humala (2011-2016) es otro ex mandatario en una situación complicada. En su delación, Marcelo Odebrecht reveló que su compañía entregó US$3 millones para la última campaña presidencial de Humala. Justamente, la fiscalía investiga al líder del Partido Nacionalista por los aportes que recibió en las campañas electorales del 2006 y 2011.

Hay otros dos ex mandatarios peruanos que no están relacionados a Lava Jato, pero que han sido sentenciados por la justicia. Uno es Alberto Fujimori, condenado por varios delitos que cometió durante su mandato (1990-2000). Actualmente, cumple sus penas, la mayor de 25 años de cárcel. El otro es el ex presidente de facto Francisco Morales Bermúdez (1975-1980). Este último fue sentenciado, pero en Italia. A fines de enero, un tribunal italiano lo condenó a cadena perpetua por su implicación en el Plan Cóndor, aunque sigue en libertad en Perú.

En diferentes momentos, los ex presidentes brasileños y peruanos mencionados han rechazado o negado las acusaciones en su contra.


Más procesos y procesados

En Argentina y El Salvador, también hay ex presidentes en problemas, aunque no por Lava Jato.

Desde el retorno a la democracia en 1983, Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) es, con 22 causas penales, la ex mandataria argentina con la mayor cantidad de investigaciones, seguida por Carlos Menem (1989-1999). Los datos oficiales no le hacen justicia a Menem, quien además tiene dos condenas de 4 y 7 años de prisión, que todavía no son firmes. Fernández, en cambio, no tiene condenas, pero sus bienes están congelados y no puede salir del país sin una orden judicial. Ni siquiera puede cobrar su pensión de ex presidenta.

En El Salvador, hay dos ex presidentes cuestionados. Antonio Saca (2004-2009) ha sido acusado de dirigir una red de lavado de dinero durante su mandato que habría blanqueado al menos US$246 millones. También es acusado de enriquecerse ilícitamente por casi US$4 millones. Actualmente, está detenido.

A su sucesor Mauricio Funes (2009-2014), del FMLN, el partido de la otrora guerrilla de El Salvador, se le abrió un juicio por enriquecimiento ilícito. En un examen del patrimonio de Funes y su familia nuclear, se encontró un desbalance de US$728.329. A diferencia de Saca, Funes está asilado en Nicaragua.

En México y Colombia, hay ex presidentes que fueron acusados, aunque salieron bien librados.

Luis Echeverría (1970-1976), el único ex mandatario de la historia moderna mexicana que enfrentó los tribunales, fue acusado de genocidio relacionado a dos acontecimientos históricos: la matanza de Tlatelolco y el ataque armado a estudiantes conocido como ‘El Halconazo’. Se libró de la última acusación, pero no de la primera. En el 2006, cuando tenía 84 años, fue detenido por Tlatelolco. Por su edad, le dieron prisión domiciliaria, pero en el 2009 un tribunal lo exoneró por falta de pruebas. Ahora, con 95 años, vive en la casa donde estuvo encerrado.

El colombiano Ernesto Samper fue denunciado por un presunto financiamiento de su campaña de 1994 por el cártel de Cali. La Cámara de Representantes de su país votó a favor de la preclusión del caso, al considerar que no había pruebas directas de que Samper, como candidato, supiera del ingreso de US$5 millones del narcotráfico. Sin embargo, el caso produjo investigaciones y condenas a 25 congresistas, un contralor y un procurador general colombiano.


¿Futuros asociados?

Los ex presidentes latinoamericanos no son los únicos en problemas. Quienes están ejerciendo el poder también han pasado –o pasan– por situaciones complicadas.

Uno de ellos es el mandatario mexicano, Enrique Peña Nieto. Los señalamientos se dieron a raíz de un reportaje, emitido en el 2014, que indicaba que su esposa, Angélica Rivera, tenía una lujosa propiedad –llamada la ‘casa blanca’– en una de las zonas más exclusivas de Ciudad de México. El informe periodístico mencionaba un conflicto de intereses, pues el acuerdo por la residencia se hizo con el Grupo Higa, que había tenido contratos con el gobierno federal.

Ante las acusaciones, en febrero del 2015 Peña Nieto solicitó a la Secretaría de la Función Pública de su país investigar toda compra y venta de inmuebles relacionados con su esposa, el entonces secretario de Hacienda, Luis Videgaray, y él mismo, con el Grupo Higa. En la indagación se determinó que no hubo conflicto de intereses de los señalados y el expediente fue archivado.

Odebrecht también ha puesto en aprietos al presidente colombiano, Juan Manuel Santos. En unos días, deberá dar una versión libre ante el Consejo Nacional Electoral de su país por la presunta financiación de Odebrecht en sus campañas presidenciales.

Según se ha informado, la constructora entregó US$400 mil para pagar dos millones de afiches para la campaña del 2010 de Santos, la primera en la que participó. También hubo un señalamiento sobre la presunta entrega de Odebrecht de US$1 millón para su campaña del 2014.

Sobre el caso del 2010, Santos aseguró que no tenía conocimiento de estas y exigió una investigación. “Reitero mi solicitud a las autoridades competentes para que investiguen”, dijo el mandatario.


Las denuncias contra Nicolás Maduro

A Nicolás Maduro lo persiguen acusaciones desde distintos frentes.

Gobiernos y organizaciones civiles y regionales como la OEA han denunciado violaciones de los derechos humanos de su régimen, sobre todo durante las protestas contra su gobierno. Provea, por ejemplo, denunció decenas de casos de torturas y centenares de detenciones durante las protestas del 2014. Eso sin contar los más de 100 presos políticos en sus cuatro años de mandato.


Además, el año pasado dos sobrinos del mandatario venezolano fueron declarados culpables de narcotráfico en Estados Unidos. En un audio, uno de ellos reconoció que el chavismo controla el narcotráfico en el país.

18.12.16

Juan Manuel Santos: "La principal lección de vida me la dieron las víctimas"

Pocas horas antes de viajar a Oslo para recibir el premio Nobel de Paz, el presidente de Colombia respondió las preguntas del Grupo de Diarios América (GDA) que lo escogió como personaje del año en esta parte del mundo.

GRUPO DE DIARIOS AMÉRICA (GDA)18 dic 2016


El mandatario habló, esencialmente, del proceso de paz que se adelanta con las FARC tras un conflicto que cumple 52 años. Dijo que confía en que el Congreso y la Corte Constitucional den vía libre a la implementación de los acuerdos, reconoce que el camino con otra guerrilla, el ELN, es distinto y espera que el apoyo que viene brindando Estados Unidos ahora con Donald Trump se mantenga.
—El expresidente Álvaro Uribe se opone al nuevo acuerdo con las FARC, como lo hizo con el primero que naufragó en las urnas. ¿Cómo hará para administrar, en el período que le queda de gobierno, esta situación, con una oposición que prácticamente tiene el apoyo de la mitad de los colombianos?
—Todos los colombianos están de acuerdo y apoyan la paz. A raíz de la muy estrecha victoria del No (menos del 0,4%), inicié un amplio y profundo proceso de diálogo nacional para reunir a los colombianos alrededor de un nuevo acuerdo. Los cambios y ajustes realizados incluyen la inmensa mayoría de las observaciones de los voceros del No; también muchas de los voceros del Sí, porque ellos también aportaron en este diálogo. El acuerdo que salió de ahí cuenta con un apoyo mucho más amplio. Acuérdese que el resultado del referendo fue 50/50. Una parte muy importante de los del No ya están con el Sí. La Iglesia Católica, las organizaciones cristianas, las organizaciones de víctimas, los jóvenes salieron a las calles como nunca antes, a apoyar la implementación rápida del acuerdo. Los indígenas, los afrodescendientes, los empresarios, muchos de los que habían votado No, ahora dijeron: no, con estos cambios votamos Sí. Todos los alcaldes, gobernadores, en fin, todos han apoyado este nuevo acuerdo y han pedido que se inicie rápido su implementación. El 77% del Congreso votó a favor de los acuerdos. Sólo algunos de los más radicales del No se siguen oponiendo. Yo los llamo los del Nunca, los que siempre van a estar en desacuerdo con cualquier proceso de paz. Entre otras cosas, porque la guerra y la continuación del conflicto, políticamente la saben aprovechar muy bien. Y con ellos tenemos que convivir, estamos en una democracia.
¿Qué experiencias de las negociaciones con las FARC se van a capitalizar para no repetir los mismos errores en el ELN?
—El proceso con las FARC, a pesar de que fue muy difícil y tuvo muchos obstáculos, fue exitoso, así lo señala el mundo entero. Viene ahora lo más difícil, que es la implementación. Eso va a requerir muchos esfuerzos y mucha unidad del país. ¿Qué lecciones? Lecciones que podrían ser útiles: no convertir el proceso en un circo mediático, hacerlo con prudencia, hacerlo con discreción. El ELN es un grupo diferente, cada proceso debe tener sus propias características, sus propias condiciones. Por eso hay que saber distinguir un grupo de otro. Toda negociación requiere buena planeación, paciencia, perseverancia. Hay que seguir adelante. Hay que seguir un consejo que me dio a mí Nelson Mandela: haga oídos sordos a lo que dicen por fuera del proceso, concéntrese en los textos, en lo que realmente se está negociando, porque muchas veces se habla a diferentes audiencias que nada tienen que ver con el proceso mismo.
—¿Tiene cómo financiar el posconflicto que implica US$ 30.000 millones? Dado que la economía se frena y hay una reforma tributaria en marcha con alza de impuestos.
—La reforma tributaria se requiere porque se bajó el precio del petróleo. Eso nos pegó muy duro en el ingreso fiscal, 20%. Y muchos de los impuestos que están pagando hoy desaparecen por ley, entonces tenemos que reemplazarlos. No sé de dónde sale esa cifra de los US$ 30.000 millones. Lo que sí le puedo asegurar es que la paz va a tener un altísimo dividendo económico. Todos los economistas, todos los académicos señalan el efecto positivo de la paz, porque va a incrementar la inversión privada, la inversión extranjera. El posconflicto y la construcción de la paz son procesos de largo plazo, pero que van a dinamizar la economía. Las inversiones públicas que se van a hacer van a tener un efecto muy positivo en el crecimiento. Y en todo caso —como quedó en forma explícita en el acuerdo— todo esto se va a hacer respetando el principio de la sostenibilidad fiscal, que es algo que nosotros introdujimos en nuestra Constitución para no desequilibrar las finanzas públicas. Y una de las razones para prolongar de 10 a 15 años el cumplimiento de los acuerdos es precisamente para reducir la presión fiscal. O sea que todo eso está contemplado.
—Usted firmó un nuevo acuerdo con las FARC y le pasó al Congreso la tarea de aprobarlo, tras la derrota de la primera propuesta en el referéndum. ¿Eso no le quita al acuerdo legitimación y compromete su cumplimiento?
—Todos lo contrario: aquí lo que se ha hecho ha sido en concordancia con nuestra Constitución, con nuestras leyes. El Presidente de la República tiene la facultad constitucional y legal, y tiene la obligación de buscar y negociar la paz. Así lo dice expresamente la Constitución. El Congreso, aquí en Colombia y en todas las democracias, es el representante directo del ciudadano. Tiene la legitimidad del voto popular. En él tienen presencia todas las tendencias, todas las regiones, todos los departamentos, las diferentes etnias. Y su mandato es el de representar al pueblo. Es la esencia misma de la democracia, que está separada en tres poderes.
—Su lucha ahora es también contra el tiempo: ¿cuál considera su argumento más eficaz para lograr que el Congreso refrende la aprobación final del acuerdo de paz?
—Algunos de los críticos han dicho: ¿Y cuál es el afán? Hay mucho afán. El argumento más eficaz, el más real, que lo estamos viviendo en estos últimos días, es acelerar la implementación por la fragilidad del cese al fuego. Tener 8.000 hombres armados recorriendo el país es una bomba de tiempo.
—A la luz de cómo usted lideró el proceso, ¿cuál es la lección personal más importante que sacó? ¿En qué cambió su visión de la sociedad colombiana?
—Este proceso ha sido muy difícil pero cuando uno hace lo que cree en el fondo del corazón que es lo correcto, persevera y mantiene el rumbo, se superan todas las dificultades. En este camino aprendí muchas lecciones, en particular aprendí de las víctimas. Ellas han sido las más generosas, a pesar de ser las que más sufrieron el fragor de la guerra, y las más dispuestas a perdonar y a reconciliarse. Eso para mí fue una lección muy importante de vida. Las víctimas son un ejemplo de valor y de la capacidad de superar, de trascender el dolor, de controlar el sufrimiento para salir adelante.

El otro gran desafío en Colombia: derrotar al narcotráfico.


Es sabido que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) obtenían una parte importante de su financiamiento del narcotráfico. En el acuerdo de paz se habla de un plan de sustitución de cultivos ilícitos pero el narcotráfico es un problema más complejo que eso. Existen redes y cárteles internacionales que verán la oportunidad de llenar un vacío. ¿Tienen un plan para combatir de fondo este problema con las FARC?, le preguntó el Grupo de Diarios América (GDA) al presidente Juan Manuel Santos.
"Sí. Estamos desde ya adelantando un plan de presencia del Estado en las regiones más afectadas por el conflicto, liderado por las Fuerzas Armadas, precisamente para evitar que otras organizaciones copen esos espacios", respondió el mandatario. Y agregó: "Esa es una prioridad del posconflicto. El fin del conflicto con las FARC nos permitirá por primera vez tener una solución estructural al problema del cultivo de plantas de coca, las plantas de cultivos ilegales. Dar una solución integral y real a los campesinos que se dedican al cultivo de droga y al mismo tiempo concentrar toda la capacidad de la fuerza pública y la justicia en el combate a los carteles del narcotráfico. El acuerdo incluye un compromiso de las FARC para colaborar en la lucha contra este flagelo y hacerlo de manera clara ante la justicia. Eso es muy significativo. Por eso el efecto sobre el narcotráfico va a ser positivo".

"ESPERO QUE CON TRUMP SE MANTENGA EL APOYO A COLOMBIA"


—¿Cree que la asunción de Donald Trump en Estados Unidos podría ser un problema para el proceso de paz en Colombia, y que podría dejar en riesgo el apoyo prometido por Washington para financiar el posconflicto?
—Estados Unidos y Colombia tienen una relación estrecha, rica y de larga data. Hemos construido una alianza sólida a lo largo de los años, basada en el respeto y el apoyo y la colaboración mutua. Ha sido una relación que se ha tejido con amplio apoyo bipartidista, tanto con el Partido Republicano como el Partido Demócrata. Frente al proceso de paz, Estados Unidos ha expresado su apoyo desde el primer momento. En este tema también hemos encontrado respaldo bipartidista. Tanto republicanos como demócratas han apoyado el Plan Colombia, pieza fundamental para haber llegado a una posición de negociación fuerte ante las FARC, y ahora lo hacen con Paz Colombia, la iniciativa de cooperación para el posconflicto que se está discutiendo actualmente. Yo espero que este apoyo bipartidista se mantenga, no hay razón para que no sea así.
—Cuando ya han pasado un par de meses desde la derrota del plebiscito, ¿usted reconoce hoy que se equivocó al convocarlo cuando no tenía necesidad de hacerlo?
—No me arrepiento de haberlo convocado porque siempre pensé que era lo correcto, cumplí con mi palabra que había dado hace seis años, pero sí aprendí la lección que cuando no hay necesidad de convocar plebiscitos, no hay que hacerlo. Esa lección la aprendí. Uno ahora sabe que las personas a veces votan en los plebiscitos o referendos por otras razones diferentes a las que se les está poniendo en la pregunta, así lo estamos viendo alrededor del mundo. Así que aprendí mi lección.
—¿Existe el peligro de que con la firma del acuerdo de paz, facciones de fuerzas irregulares colombianas trasladen sus operaciones a los países vecinos?
—No. Y no veo ninguna razón para que el acuerdo de paz en Colombia tenga algún efecto negativo en los países vecinos. Por el contrario, la paz en Colombia, y así se ha dicho, es la paz de la región, porque los conflictos tienden a desbordarse, a irse a otras regiones. Cuando se termina el conflicto, pues ese peligro deja de existir.
—No le pregunto al mandatario, sino al periodista. ¿Cuál es para usted la noticia o las noticias del año?
Sin duda alguna la noticia que más ha generado atención de los medios de comunicación en el mundo entero es la guerra en Siria. Pero noticias que han surgido durante el año: las Olimpiadas, importantísimo lo que allí sucedió, todos los records que se batieron. El proceso de paz de Colombia, ha sido una noticia que ha tenido una gran resonancia internacional.
—¿Y su personaje del año a nivel global?
—A raíz de la noticia de Siria, ahí hay un grupo de personas que se llaman los cascos blancos. Están en medio de esa guerra ayudando a la población civil de una forma realmente eficaz. Ese trabajo para mí sería el trabajo para resaltar como personaje del año del mundo.

El País UY:

El populista impredecible que llega a la Casa Blanca

Trump promete gobernar con el mismo estilo que lo llevó al poder.

LA NACIÓN (GDA)RAFAEL MATHUS18 dic 2016


Impredecible, polémica, con destellos de la política tradicional de Estados Unidos, por momentos escandalosa, y, para algunos, aterradora. El estilo de la campaña de Donald J. Trump, el magnate que puso de rodillas al establishment de Washington, impregnará ahora a la Casa Blanca.
Francisco Javier Olea, El Mercurio/GDA

El triunfo de Trump en las elecciones de Estados Unidos ha abierto una nueva era que ha despertado esperanza y entusiasmo entre sus seguidores, los "hombres y mujeres olvidados" del país, como los llamó en su discurso en Nueva York, la noche del 8 de noviembre cuando ganó. Pero también ha provocado pánico y desazón entre sus detractores.

Trump ganó la Casa Blanca, pero perdió el voto popular. Unos esperan que mantenga su estilo y sus promesas; otros, que se modere. Desde que se convirtió en presidente electo, el hombre que dirigirá a la primera potencia global ha mostrado dos facetas, o "dos Trump".


Ha moderado el tono de algunas de sus promesas de campaña, y ha mostrado cintura política al elegir a su gabinete, con señales amistosas a su coalición —incluida la extrema derecha—, pero también a Wall Street, las Fuerzas Armadas y al establishment republicano, al que denostó en la campaña, y con el que ahora se muestra unido para gobernar. Sepultó su enfrentamiento con Hillary Clinton, a la que había amenazado con encarcelar.
Pero Trump, como presidente electo, ha continuado sus ataques en Twitter (desde el New York Times, hasta el elenco de Hamilton y Alec Baldwin, quien lo parodia en el programa Saturday Night Live), ha hecho nuevas declaraciones falsas ("millones de personas" votaron ilegalmente, dijo, sin dar evidencias ni precisiones), y ha roto esquemas diplomáticos de la política exterior de Estados Unidos (su hija Ivanka participó de su primer encuentro bilateral, con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe), y su familia y sus negocios han quedado involucrados en el traspaso de mando, creando conflictos de intereses sin precedentes.
"Creo que puede ser una época muy inestable, por lo que Trump es y la campaña que dirigió. Es un momento de incertidumbre fundamental", resumió Julian Zelizer, historiador y profesor de la Universidad Princeton. Zelizer ve una continuidad de la campaña de Trump hacia la Casa Blanca: el "temperamento volátil" y el uso explosivo de Twitter; la presencia del supremacismo blanco; la línea dura contra musulmanes, inmigrantes y los acuerdos de libre comercio, y las contradicciones entre sus acciones y sus declaraciones.
Estados Unidos se prepara para vivir en carne propia el populismo, liderado por un presidente narcicista, famoso por su escasa capacidad de concentración y sin experiencia en la burocracia de Washington.
"Nos vamos a tener que acostumbrar a un presidente que pone y saca temas en la conversación con relativa facilidad y fluidez sin que él sienta que su palabra no vale. Es una forma nueva de gobernar, sospecho que muy tensa, porque nadie puede predecir nada", analizó Peter Schechter, director del Centro para América latina Adrienne Arsht del Consejo Atlántico. Schechter ve a un presidente pragmático que no está "casado con principios sino con conseguir resultados y acuerdos".
Trump ya ha moderado su dura retórica sobre el cambio climático —al que había llamado una "farsa china"—, el muro en la frontera con México —dijo que una parte puede ser una "cerca"—, las deportaciones de inmigrantes indocumentados —ahora sólo deportará a quienes tengan antecedentes penales— y la reforma de salud de Barack Obama, el Obamacare. Ha mantenido, por ahora, su promesa de retirar a Estados Unidos del Acuerdo Transpacífico (TPP, según sus siglas en inglés), renegociar el NAFTA con México y Canadá y recortar regulaciones e impuestos a empresas.
Schechter cree que América Latina va a ser relegada de nuevo a una región de poca importancia en la política exterior de Estados Unidos. Es una opinión extendida. Enumeró tres excepciones: México, Centroamérica (por la inmigración) y Cuba. Otros analistas creen que la indiferencia puede ser beneficiosa para la región.
"El mejor escenario es una relación fría y distante", apuntó Juan Carlos Hidalgo, analista del Instituto Cato, un centro de estudios liberal de Washington. "Dada la enorme percepción negativa de Trump en América Latina, sería muy imprudente desde un punto de vista político que un presidente de la región busque un acercamiento. El peor escenario es una relación tirante si Trump procede a cumplir sus promesas en cuanto al muro, renegociar NAFTA y revertir el acercamiento con Cuba. La figura de Trump podría darle un nuevo aire a los populistas de la región, similar al papel que jugó George W. Bush en su momento".
Hidalgo anticipa una presidencia con muchos escándalos, que generará inestabilidad dentro y fuera de Estados Unidos. Teme que el poder del Salón Oval "agrave" las patologías de Trump, y duda sobre cuál será el alcance de su populismo, pues si bien tendrá poder, una mayoría del país no lo votó.
"Vemos al mismo Trump errático, irascible e impredecible de la campaña", resumió.
Shannon ONeil, especialista en América latina del Council on Foreign Relations, también ve "negligencias" hacia la región, que podría llegar a ser "benigna". "Es una región mucho más abierta, económicamente sólida y pragmática. No necesariamente necesita de Estados Unidos", apuntó. "Es posible que un gobierno de Estados Unidos que no esté interesado en la región (...) abra un espacio para que el nuevo liderazgo en América Latina mire ampliamente, puede proporcionar cierta libertad para nuevos vínculos y conexiones", afirmó.
====

Más Información:

El País UY:
http://www.elpais.com.uy/mundo/populista-impredecible-que-llega-casa.html

Encuesta del Grupo de Diarios América: Personajes y Noticias 2016

Prometió paz a Colombia, convenció a los guerrilleros de dejar las armas y consiguió un acuerdo para poner fin a una guerra de más de medio siglo, la última que sobrevivía en América Latina. Los esfuerzos del presidente Juan Manuel Santos han sido criticados y sus planes inesperadamente rechazados en un plebiscito, pero su determinación para alcanzar la paz le ha valido el reconocimiento como personaje latinoamericano más influyente del 2016 por parte del Grupo Diarios de América (GDA), una alianza de 11 periódicos de la región.

En esta sexta edición de su encuesta anual, el GDA reconoce también el impacto de la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, al considerarlo como la persona del año, a nivel global. Su capacidad de ser impredecible, algo de lo que gusta jactarse, sumado a la relevancia y el poder del cargo que asumirá el 20 de enero hará, sin dudas, que siga siendo una de las figuras más seguidas e influyentes en 2017.
En un año extremadamente noticioso, marcado por la emergencia de movimientos populistas en Europa, Asia y América, por la sorpresiva victoria del Brexit, por la espiral interminable de violencia en Siria, por la creciente crisis migratoria, la destitución de Dilma Rousseff, la situación en Venezuela que parece siempre al borde del colapso, 2016 tenía para el final un hito más: el 25 de noviembre el régimen cubano anunciaba la muerte de Fidel Castro, el último de los protagonistas de la Guerra Fría. Para esa fecha esta encuesta ya estaba cerrada, pero es imposible no mencionar este hecho como uno que más reacciones causó en todo el mundo.
La gran cantidad de eventos relevantes ocurridos este año pusieron en movimiento incipientes cambios políticos, económicos y sociales y, como dice Michael Shifter en su columna exclusiva para este especial, solo fueron un punto de partida: las convulsiones recién acaban de empezar.


Contenidos de este especial GDA:

Personaje Mundial GDA 2016: Donald Trump
http://blog.gda.com/2016/12/el-populista-impredecible-que-llega-la.html 

Personaje Latinoamericano GDA 2016: Juan Manuel Santos
http://blog.gda.com/2016/12/juan-manuel-santos-la-principal-leccion.html

Columna de análisis de la Encuesta GDA 2016: Michael Shifter
http://blog.gda.com/2016/12/2016-un-ano-de-convulsiones.html

2016, un año de convulsiones que acaban de empezar


El acuerdo en Colombia es la buena noticia en un panorama global de retroceso liberal.

MICHAEL SHIFTER (*) ESPECIAL PARA GDA18 dic 2016

Como ya es tradición, la encuesta del Grupo de Diarios América (GDA) de personajes y noticias nos permite hacer balance del año que culmina y trazar escenarios para el futuro. Esta reflexión es hoy prácticamente una necesidad, dada la profundidad de los cambios que trajo 2016. El epicentro de este sacudón de alcance global —y así lo refleja la encuesta— ha sido la sorprendente victoria del republicano Donald Trump sobre la demócrata Hillary Clinton.
El multimillonario y estrella de reality TV supo conectar con el deseo de cambio de una parte importante de la sociedad estadounidense. Con un discurso de enfrentamiento, a veces abiertamente racista y desagradablemente sexista, Trump puso de cabeza las nociones tradicionales sobre cómo debe comportarse un aspirante a la presidencia de los Estados Unidos.
La llegada de Trump a la Casa Blanca también abre interrogantes para América Latina, y la perspectiva de cambios en el vínculo con Washington.
A lo largo de la campaña Trump estigmatizó a los inmigrantes, especialmente los de origen mexicano, prometió construir un muro en la frontera sur de Estados Unidos y expulsar a millones de inmigrantes, y dijo querer renegociar el NAFTA, tratado de libre comercio que representa más de 80% del comercio exterior mexicano. También anunció el final del TPP, tratado comercial negociado durante años por el presidente saliente Barack Obama que incluía a más del 40% del PBI global y a varios países latinoamericanos.
Cuánto de sus promesas electorales podrá —o querrá— aplicar Trump es aún un misterio, y existen algunos indicios de que será más pragmático como presidente que como candidato. Pero las dudas son muchas más que las certezas.
Tal como señala la encuesta GDA en sus proyecciones de temas relevantes para el 2017, el triunfo electoral de Trump es significativo también porque forma parte de una tendencia global hacia el ultranacionalismo, el proteccionismo y el rechazo al orden liberal occidental vigente desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.
La victoria de Trump, la negativa de la mayoría de Europa a acoger a los refugiados de Siria, el Brexit para la salida de Gran Bretaña de la UE y el ascenso de la ultraderecha en Francia marcan el inicio de esta nueva etapa.
Angela Merkel, la canciller alemana que se presentará a un cuarto mandato el próximo año, parece ser la última líder global que defiende ese legado liberal, y por el momento ha logrado contener el avance de la ultraderecha.
En un mundo convulsionado, América Latina tiene tal vez una de las pocas buenas noticias del año: Colombia ha logrado una paz difícil y polémica, pero probablemente irreversible.
El presidente Juan Manuel Santos, elegido como personaje latinoamericano GDA del 2016, gastó todo su capital político en lograr un acuerdo con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que los votantes colombianos rechazaron en un cerrado plebiscito el 2 de octubre. Impulsado por el reconocimiento del Nobel de la Paz, Santos renegoció el acuerdo incorporando algunas de las propuestas de la campaña del No —liderada por Álvaro Uribe, ex presidente y ex aliado de Santos— y logró su ratificación en el Congreso.
Puede que Colombia haya alcanzado la paz, pero con un alto precio en polarización y tensión social. Por lo tanto, la implementación del acuerdo no será nada fácil.
A pesar del estancamiento económico, las tensiones políticas y la atroz crisis venezolana, América Latina es una zona de relativa calma en un mundo convulsionado. La muerte de Fidel Castro, ícono de la izquierda antiestadounidense, pone fin al siglo XX en la región, y acentúa todavía más la tendencia hacia el pragmatismo y la moderación política de América Latina.
Un gran interrogante para 2017 será si esta tendencia se mantendrá en países como Argentina y Brasil, donde está siendo desafiada por grandes niveles de descontento ciudadano y movilizaciones, especialmente en el segundo. Dada las condiciones políticas y económicas en América Latina, no se puede descartar un retorno a gobiernos de corte "populista". Países como México, Brasil y Colombia elegirán presidente en 2018, y la campaña electoral estará en el centro del escenario político en 2017. El resultado de estas elecciones nos permitirá tener una idea más clara del futuro político de la región.
A nivel global el panorama es todavía menos alentador. El período de lento pero constante avance hacia la liberalización económica, el respeto por las reglas de la democracia republicana y el pluralismo social y cultural sufrió un duro revés, y podría estar en retirada. El orden internacional basado en el liderazgo comprometido de EE.UU. parece terminar. Aún no está claro qué lo reemplazará. 
*Presidente del Diálogo Interamericano, Washington, D.C.
======

Más Información:

El Tiempo CO:
http://www.eltiempo.com/mundo/ee-uu-y-canada/un-ano-de-convulsiones-que-acaban-de-empezar/16775482

El País UY:
http://www.elpais.com.uy/mundo/convulsiones-cierre-temporada-especial-gda.html

11.12.16

Lava-Jato já suspendeu 16 projetos em seis países


BNDES sustou repasses de US$ 3,6 bilhões a empreiteiras

POR 


SÃO PAULO — Maior operação anticorrupção das Américas, a Lava-Jato já afeta diretamente pelo menos seis países da América Latina e Caribe. Por conta das denúncias, o BNDES, Banco Nacional de Desenvolvimento Econômico e Social, suspendeu o desembolso de US$ 3,6 bilhões para 16 obras de infraestrutura na Argentina, Venezuela, República Dominicana, Cuba, Honduras e Guatemala. O Ministério das Relações Exteriores brasileiro participa das negociações em torno da retomada dos desembolsos, que, no entanto, só ocorrerá mediante assinatura de um termo de compliance (conformidade com regras) entre as empreiteiras e países contratantes. 

O impacto da operação é o tema de uma série de reportagens do Grupo de Diários América (GDA), formado por 11 dos principais jornais da América Latina, entre eles O GLOBO. As obras bloqueadas estavam sendo tocadas pelas cinco maiores empreiteiras brasileiras, acusadas de comandar o esquema de corrupção na Petrobras. Os projetos somam US$ 5,7 bilhões e representam 58% do valor destinado pelo banco para financiar a exportação de serviços de engenharia brasileiros na região entre 2003 e 2015.

BNDES REAVALIA FINANCIAMENTOS

Os países mais afetados são também os que mais receberam recursos no período. A maior beneficiária, a Venezuela, terá de renegociar cinco projetos, entre eles a expansão do metrô de Caracas, cujas obras receberam US$ 1,28 bilhão do banco de fomento, e o estaleiro Astialba, destinado a fabricar navios petroleiros para a PDVSA, estatal venezuelana de petróleo. A República Dominicana, segundo país da região em volume de recursos, tem seis projetos questionados pelo banco em obras viárias, projetos de irrigação e a milionária termelétrica de Punta Catalina, com custo previsto de US$ 656 milhões.

As obras estavam sendo tocadas por cinco empreiteiras brasileiras envolvidas na Operação Lava-Jato — Odebrecht, Andrade Gutierrez, Camargo Corrêa, Queiroz Galvão e OAS. Quatro delas já tiveram seus dirigentes condenados pelo juiz Sérgio Moro, da 13ª Vara Federal, de Curitiba. A Lava-Jato já soma 82 condenados em primeira instância, dos quais 25 se transformaram em delatores do esquema de corrupção que, segundo Moro, é sistêmico no Brasil.

COLABORAÇÃO PREMIADA

A decisão do BNDES de suspender os repasses foi tomada logo após a prisão do ex-ministro Antonio Palocci, acusado de gerenciar uma conta de propina da construtora Odebrecht com o PT, pela qual teriam passado R$ 128 milhões até 2013. Entre as vantagens oferecidas pelo governo petista à maior empreiteira brasileira estavam facilidades na liberação de recursos do BNDES para obras no exterior. O empresário Marcelo Odebrecht e 77 de seus executivos fecharam acordos de delação premiada com a força-tarefa de procuradores que atua na Lava-Jato. A expectativa é que esses acordos sejam homologados até o fim deste ano. O esquema premiou com propinas dezenas de políticos de partidos da base aliada petista, como PMDB e PP, a maioria ainda na condição de investigados.

No termo de compliance discutido com empreiteiras e os países, as partes deverão assumir compromisso com a licitude do processo, ratificando a ausência de atos ilícitos no âmbito da operação, além de garantir a aplicação dos recursos. O documento prevê sanções em caso de falsidade, incompletude ou incorreção das declarações de conformidade, com a imposição de multa ao exportador.

Ao anunciar, dois meses atrás, a revisão de 25 contratos, o BNDES informou que os critérios serão agora mais rigorosos e alguns poderão ser até cancelados, dependendo do andamento da obra. Estão incluídos nesta lista nove contratos firmados com três países africanos — Angola, Gana e Moçambique.


FINANCIAMENTOS SEM INADIMPLÊNCIA

A reavaliação dos financiamentos leva em conta o progresso da obra, o aporte de recursos dos demais financiadores e o impacto dos novos desembolsos no nível de exposição e risco de crédito do banco em cada um dos países. Por enquanto, o BNDES não vislumbra a necessidade de alteração de outros itens contratuais, como prazo e juros, que seguem padrões internacionais. Segundo o banco, nunca houve inadimplência nos financiamentos concedidos para a exportação de serviços de engenharia.

Os 13 anos do PT à frente do governo brasileiro foram encerrados em agosto deste ano, com o impeachment da presidente Dilma Rousseff. Os principais líderes do partido estão sendo investigados, entre eles o ex-presidente Luiz Inácio Lula da Silva, responsável pela política de aproximação com países da América Latina e da África, principalmente aqueles nos quais os seus governantes eram considerados aliados.

— Houve grandes distorções e desvio de prioridades nos últimos anos. O critério para apoio dos países incluiu razões ideológicas ou questões pouco transparentes. O BNDES está neste primeiro momento se ajustando, mas é importante que continue a investir no apoio às empresas brasileiras no exterior para que o Brasil não fique fora do mercado internacional, como ocorre com a maioria dos países — diz o consultor Rubens Barbosa, que foi embaixador do Brasil em Londres e Washington e representante do país na Associação Latino-Americana de Integração (Aladi).

Para Barbosa, interesses políticos e de grupos econômicos que marcaram as decisões do BNDES tendem a dar lugar a critérios técnicos e mais transparentes.
— Tem que separar a ideologia das decisões de financiamento. O problema está na falta de transparência. Se o projeto for bom para o país e para o Brasil, tudo bem, deve ser financiado — opina.

A direção do BNDES, à época dos financiamentos, defendeu o papel do banco como financiador da atuação de empresas brasileiras no exterior, frisando que todos os países têm agências de estímulo à exportação de serviços.

=======

Sete países pediram documentos à PGR

por 

Sete países de América Latina e Caribe já apresentaram pedidos à Secretaria de Cooperação Internacional da Procuradoria-Geral da República do Brasil para receber documentos e informações colhidos pela Operação Lava-Jato: Argentina, Chile, Costa Rica, Guatemala, Panamá, Peru e Uruguai. No total, foram recebidos 28 pedidos de colaboração formulados por 18 países.

Argentina e Peru são os mais avançados na coleta de dados. Com o fechamento da delação premiada do empresário Marcelo Odebrecht e de 77 executivos do Grupo Odebrecht, o volume de informações a serem compartilhadas vai aumentar. A empreiteira é responsável por nove das obras na mira do BNDES e angariou US$ 5,98 bilhões da instituição apenas para trabalhos na América Latina e Caribe entre 2009 e 2015 — o maior volume entre as empresas investigadas.

As investigações na América Latina incluem obras do setor elétrico, cujas apurações ainda engatinham no Brasil. Na investigação argentina, o alvo inicial foi a própria Petrobras. Em delação premiada, Nestor Cerveró, ex-diretor de Assuntos Internacionais da estatal, revelou ter recebido propina pela venda da Transener (empresa de transmissão de energia) à argentina Electroingeniería. 

No Brasil, o negócio teria rendido vantagens ilícitas a um grupo de senadores investigado pelo Supremo Tribunal Federal (STF), graças ao foro privilegiado previsto para autoridades. No país vizinho, as suspeitas recaem sobre ministros da ex-presidente Cristina Kirchner. Pagamentos feitos por uma offshore usada pelo Grupo Odebrecht teriam sido feitos a um secretário de Transportes, acusado de enriquecimento ilícito. 

A Argentina teve repasses do BNDES suspensos para a construção do sistema de abastecimento de água de Las Palmas, projeto da Odebrecht, e para a construção, pela empreiteira OAS, do segundo aqueduto da província Del Chaco.

“CUSTO DE MERCADO”

Nas últimas décadas, o Brasil se mostrou um parceiro endinheirado e exerceu seu poder para atrair aliados políticos na América Latina, Caribe e África. Entre 2005 e 2010, os empréstimos do BNDES quase quadruplicaram em dólares. Em um único ano, 2010, o banco brasileiro chegou a emprestar quase US$ 100 bilhões, três vezes o valor investido pelo Banco Mundial (Bird).

Agora, o grande volume de recursos coloca em xeque a lisura dos contratos fechados para financiar obras tocadas por empreiteiras brasileiras fora do Brasil. A corrupção sistêmica revelada pela Lava-Jato foi descrita por criminosos colaboradores da Justiça brasileira como a “regra do jogo” dos negócios fechados na Petrobras e em outros órgãos do governo. A incorporação do suborno como “custo de mercado” no orçamento da Andrade Gutierrez, revelado pelo ex-presidente da holding Otávio Marques ao juiz Sérgio Moro, faz aumentar ainda mais as suspeitas sobre os contratos fechados no exterior.

Atualmente, o BNDES tem 47 contratos de financiamento para obras no exterior, no valor total de US$ 13,5 bilhões.

=====

Otros contenidos de este trabajo especial GDA:


O Projeto Lulista para a América Latina
http://blog.gda.com/2016/12/o-projeto-lulista-para-america-latina.html
‘Trata-se de um caso típico de crime global’: José Ugaz
http://blog.gda.com/2016/12/lava-jato-ja-suspendeu-16-projetos-em.html

=====

Más Información*:

O Globo BR: 

El Universal MX: 
http://www.eluniversal.com.mx/articulo/mundo/2016/12/11/dossier-accion-contra-corrupcion-de-brasil-pega-6-paises

La Prensa Gráfica SV: 

La Nación CR: